Es malo dormir con el aire acondicionado encendido

aire acondicionado encendido por la nocheAnte un verano intenso, donde las altas temperaturas afectan nuestro sueño y no nos permite descansar, recurrimos al aire acondicionado. Las dudas vienen cuando, ante una ola de calor insoportable, debemos dormir toda la noche con el aire acondicionado encendido. ¿Nos hará daño dormir con aire acondicionado? Si no quieres padecer de insomnio creo que es la opción que todos elegimos, ahora veremos si de verdad nos puede afectar nuestra salud.

Existen muchos mitos entorno al uso del aire acondicionado mientras duermes, el principal es que puedes afectar tu salud si permaneces la noche con el aire acondicionado encendido. En cierto modo puede ser posible si programamos el aire acondicionado a muy baja temperatura. La explicación científica es que, al dormir, nuestro cuerpo baja naturalmente la temperatura, el cuerpo está en reposo y por lo tanto no tendremos la misma actividad corporal que requiera de colocar el aire acondicionado a muy baja temperatura.

Tomando como referencia la temperatura del aire acondicionado que utilizamos durante el día, debemos subirla un poco mientras dormimos para encontrar esa temperatura optima que nos permita realmente descansar sin el agobiante calor. Una temperatura agradable se consigue entre 20-25°C. ya no sería necesario bajarla tanto, arriesgándote a sufrir algún resfriado por los cambios bruscos de temperatura.

Recomendaciones para dormir con el aire acondicionado encendido

Cada aire acondicionado tiene una serie de funciones que, de revisar el manual o experimentando con su control, podremos descubrirlas. Algunas de ellas van enfocadas al ahorro de energía y otras a la comodidad de establecer programaciones automáticas según nuestras necesidades. Veamos algunas recomendaciones para programar el aire acondicionado por las noches.

  • Una programación automática es activar la función nocturna, esta trata de ir ajustando la temperatura del aire acondicionado a partir que vaya avanzando la noche. Así, si lo enciendes en 18° por la noche y activas esa función, cada cierto tiempo irá aumentando la temperatura del aire, de modo que logras dormirte y al amanecer seguro la temperatura podrá estar a 25° o incluso apagado. Esta es una buena opción para dormir con el aire acondicionado.
  • Es mejor controlar tu aire acondicionado en vez de estar apagando y encendiendo a cada momento. A parte que sería algo dificultoso, no es tan viable hacerlo, estarías poniendo en riesgo tu aire acondicionado, es probable que sufra alguna avería.
  • Existen muchas funciones con que podemos programar el aire acondicionado. Una estrategia, si tu aire no posee la tecnología de programaciones automáticas, es encenderlo con una temperatura muy baja y luego que refresque, colocarlo en modo ventilador.
  • Si tienes un bebé en la habitación, es recomendable que tu aire acondicionado tenga la opción de deshumificador y filtro de aire. En el caso de los bebés debemos tomar mayor precaución, por lo tanto, la calidad del aire y la humedad que se pueda acumular debemos controlarla.
  • Evita colocar el aire acondicionado frente a la cama, el flujo de aire directo puede ser perjudicial para nuestra salud, ocasionando resfriados, alergias y enfermedades de garganta. Si por alguna razón instalaste el aire acondicionado justo frente a la cama, puedes utilizar el modo “swing” para que el flujo de aire no se quede directo, sino que oscile de un lado a otro.

Muchos otros trucos puedes utilizar para ahorrar energía y evitar temperaturas muy bajas por la noche, entre ellas puedes optar por dormir con poca ropa, utilizar ventilador para esparcir la frescura en la habitación, tomar una ducha con agua fría antes de irse a acostar, revisar que la habitación este bien sellada, evitando la fuga de aire y entrada de aire caliente.

Deja un comentario